Home

CATARATAS RETINA Cirugía REFRACTIVA GLAUCOMA BLEFAROPLASTIAS OCULOFACIAL Estética

Qué es la oftalmología pediátrica

Qué es la oftalmología pediátrica

Los problemas oftalmológicos en los niños son motivo de consulta frecuente. Por este motivo, si eres padre, necesitas información sobre qué es la oftalmología pediátrica, cuándo es necesario acudir a este tipo de consultas especializadas, y qué enfermedades y tratamientos son más frecuentes.

Qué es la oftalmología pediátrica

Es la rama de la oftalmología que trata y previene los problemas de visión en la infancia. Durante el proceso de desarrollo de los niños se pueden dar anomalías o deficiencias que deben detectarse para evitar problemas posteriores. 

¿Cuándo debes acudir a oftalmología pediátrica?

Habitualmente, la primera revisión se realiza a los tres años, pero, si en el colegio o en casa se detecta alguna deficiencia antes, se aconseja acudir al oftalmólogo inmediatamente para prevenir posibles problemas. De manera habitual se han de realizar revisiones cada año a partir de la primera. 

Casos en los que se debe acudir al oftalmólogo pediátrico

Hay circunstancias en las que, como hemos mencionado, es necesario acudir a consulta oftalmológica con tus hijos de manera excepcional. 

– Durante el primer mes de vida si el pediatra observa algún problema de visión como la catarata congénita o el glaucoma.

– Alrededor de los siete meses si el pediatra observa posible estrabismo, o si vosotros como padres observáis que desvía uno o ambos ojos. 

Cuando un niño presenta alguno de los siguientes síntomas:

Se acerca mucho para ver la tele o al papel cuando escribe, dibuja o lee.

– Le duele la cabeza frecuentemente o después de realizar algún esfuerzo con la vista.

– Sus pupilas cambian del color o tono que es habitual.

– Le llora constantemente uno o ambos ojos, tiene lagrimeo o alguna secreción (puede haber obstrucción del lagrimal).

Entorna los ojos para poder ver de lejos.

Problemas oftalmológicos habituales

–  La miopía: en la que el niño no ve bien objetos lejanos. Se corrige poniéndole gafas.

– La hipermetropía: el niño no ve bien los objetos cercanos. En los niños se corrige con gafas.

– El astigmatismo: es una visión borrosa con zonas distorsionadas, fatiga visual, dolores de cabeza y, a veces, molestias en los ojos. Los niños suelen cerrar los ojos para ver con claridad. Se corrige con gafas. 

– El estrabismo: en el que los ojos del niño no están alineados en la misma dirección. Debe tratarse de forma temprana para evitar que desarrolle ambliopía. Su tratamiento depende de la edad del niño y el origen del estrabismo. 

– El ojo vago o ambliopía es la falta de visión en un ojo normal. Se debe tratar, corregir aquello que la origina, en la infancia a edades tempranas. Se trata tapando la visión al ojo sano para que el ojo vago trabaje y ambos se igualen. 

En resumen, los niños pueden tener problemas de salud visual, por eso, ante cualquier anomalía acude a oftalmología pediátrica.

imagen