Glaucoma

GLAUCOMA

Glaucoma

El ojo es como un balón cuya presión interna debe ser la correcta para mantenerse sano. En ocasiones esta presión interna es demasiado alta y acaba dañando el nervio óptico, que es quien conduce las imágenes al cerebro: si el nervio óptico se daña, se puede perder la visión. El glaucoma es una enfermedad en la que la presión del ojo está aumentada, y junto a otros factores, terminan por llevarlo a la ceguera si no se trata a tiempo.

Leer más...
...menos

Actualmente, es la SEGUNDA CAUSA DE CEGUERA en el mundo y afecta alrededor de un millón de personas en España

¿Cómo se si tengo glaucoma?

No suele producir síntomas ni afectar a la visión central hasta fases tardías. Para entonces el daño que se ha producido ya no se puede recuperar. Por ello es importante un diagnóstico precoz, ya que si se trata de manera correcta se puede enlentecer su evolución y prevenir la ceguera.

Comienza afectando a la parte externa de la visión y ello supone un peligro para la conducción, ya que el paciente no es consciente de que tiene el campo visual reducido.

Normalmente este tipo de glaucomas no presentan síntomas que nos ayuden a detectarlos.

Sin embargo, existe un tipo de glaucoma que se caracteriza por fuerte dolor ocular, cefalea(dolor de cabeza), visión borrosa e incluso nauseas, que supone una urgencia oftalmológica y debe ser tratado rápidamente.

¿Cómo puedo prevenirlo?

A partir de los 40 años, es importante realizar una revisión completa de los ojos cada uno o dos años. En caso de tener antecedentes familiares de glaucoma, esta revisión debe comenzar entre los 30-35 años.

Para su diagnóstico, en el Instituto oftalmológico disponemos de las técnicas diagnósticas más apropiadas ( retinografía, OCT, campo visual…)

¿Una vez diagnosticado, cómo se trata?

Para retrasar su progresión debemos controlar la presión del ojo. Esto se consigue de varias maneras, según la gravedad y la respuesta a cada tratamiento:

  • Colírios que se aplican 1 o 2 veces al día
  • Tratamiento con láser ( trabeculoplastía, iridoplastias , iridotomías)
  • Cirugía ( trabeculectomía, esclerectomía profunda no perforante o válvulas)

En el Instituto Oftalmológico sabemos que un diagnóstico precoz del glaucoma junto a un buen control de la presión ocular es la mejor manera de conservar su visión.